miércoles, 10 de abril de 2013

DECENAS DE MUERTOS Y CIENTOS DE HERIDOS EN UN TERREMOTO DE 6,1 GRADOS EN IRÁN

MÚSICA: SCHILLER, HEIMATHAFEN (LICHTBLICK)


PUBLICADO EN ABC Y VARIOS MEDIOS

LA CENTRAL NUCLEAR DE BUSHEHR, LA PRIMERA CIVIL EN ORIENTE MEDIO (FOTO: GLOBAL SECURITY)



El epicentro se ha situado a 100 kilómetros de la central nuclear de Bushehr, que parece estar funcionando con normalidad.


En la provincia de Bushehr, Irán, de momento se reportan al menos 37 muertos y más de 800 heridos por un terremoto de 6,3 grados en la escala abierta de Richter, ha sacudido la localidad iraní de Kaki, al sur, allí, está la conocida central nuclear de Bushehr, situada a unos 100 kilómetros del epicentro del terremoto; de momento no hay mucha información, pero las autoridades indican que todo está en situación de normalidad, (según la agencia local Fars).

Informa el director del Centro de Asistencia en Desastres y emergencias, Mohamad Tagui Talebian a la agencia oficial IRNA que la Media Luna Roja ya ha puesto en marcha a sus equipos de emergencias, rescate y evaluación. También los centros de emergencia de las provincias de Fars y Juzestan, en el sur de Irán y próximas a Bushehr, están en estado de alerta, parece que se encuentran a la expectativa de órdenes concretas esperando una posible movilización.

Se han dado varias réplicas, dos de ellas de 5,4 y 4,8 grados. Irán es uno de los países de la Tierra que más aporta a la cultura de paliar desastres sísmicos; recientemente han desarrollado a través de una inteligente distribución del territorio acorde con las características geológicas una herramienta que se ha mostrado formidable, pero la historia de esa central ya estaba escrita de antemano.

La construcción de la central nuclear de Bushehr comenzó en 1975 de la mano de varias empresas alemanas, aunque debido a la Revolución Islámica se paralizó en 1979. Hasta 1995, esta vez con Rusia, no se retomaron las obras. Volvió a paralizarse por presión internacional y la sospecha del enriquecimiento de Uranio. Hasta 2007 que Rusia e Irán vuelven a firmar un convenio, no se retoman las obras, aunque ya con el bloqueo internacional las dificultades económicas para su construcción son enormes. Bushehr empezó a aportar energía a la red eléctrica iraní el 3 de septiembre de 2011, aunque oficialmente es el 12 de septiembre su inauguración. En los próximos meses se esperaba su funcionamiento al 100%.


La ubicación en el punto de mira.

El diseño de la central nuclear de Bushehr se ha visto influenciado por tanto cambio, incluso por el hecho de encontrarse en una zona de tan reconocida sismicidad que con los años adquirió más y más importancia; entonces muchas fueron las voces internas y externas que cuestionaron su ubicación, ahora el mundo la tiene en el punto de mira, pues es la primera central nuclear civil de Oriente Medio impactada por un terremoto, aunque la distancia sea considerable.

Desde la década de los 90 del siglo XX, Irán desarrolla sus propias herramientas de mitigación, el terremoto de 1990 (M 7,5) que mató a 60.000 personas supuso un cambio radical en la manera de afrontar esa dura realidad que los países cercanos a placas que chocan, compartimos. En 1989 la normativa iraní de construcción sismorresistente se presentó como una de las más avanzadas del mundo.

Posteriormente, concienzudos estudios sobre las características geológicas de Teherán y otras grandes ciudades, ampliaron el espectro de posibilidades de mitigación con planes urbanísticos acordes con la realidad del subsuelo.

Queda la asignatura pendiente de sus materiales de construcción tradicionales, muy vulnerables, en Bam (Patrimonio de la Humanidad) van siendo sustituidos, a la par que se ha reurbanizado por completo una ciudad Patrimonio de la Humanidad con criterios antisísmicos, entre otros. Además, se creó una Secretaría de Educación Pública en 1990 para mejorar "la seguridad, prevención y preparación con una cultura sísmica para todos los grupos sociales".

En octubre de 2003, Bahram Akasheh, profesor de geofísica en la Universidad de Teherán, subrayó en círculos internacionales los efectos de la ignorancia de la población sobre los terremotos, lo que calificó como algo "venenoso". Sin duda, en lo que a la cultura sísmica de la población y la concienciación social de los sectores económicos se refiere, los iraníes aventajan a Europa. En los próximos días veremos la respuesta.

UN HOMBRE QUE HA PERDIDO SU CASA EN SHONBEH SE LAMENTA AL S.E. DE BUSHEHR (FOTO: MOHHAMED FATEMI)