viernes, 10 de febrero de 2017

LA INESTABILIDAD EN YESA Y EL DESPIDO

TIERMAS, EMBALSE DE YESA

Queridos lectores:

No tengo como costumbre la utilización de este espacio para cuestiones personales, pero tras las afirmaciones realizadas en varios medios por parte del Director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra, D. Miguel Ángel Alonso del Val, sobre mi desvinculación con dicha institución después de un cuarto de siglo de servicio, creo justo y necesario expresar también mi opinión. Bajo ningún concepto voy a entrar en el juego de enviar respuestas o reproches a medios ansiosos de polémica, varios me lo han pedido; esas maneras más vistas en algún deporte rey no son, a mi modo de ver, las más adecuadas en el ámbito científico y cultural. Hacer ruido, distorsionar, difuminar, dificultan enormemente una noble actividad: la de buscar y transmitir la verdad*.

1. Los hechos

El pasado 26 de enero en un pleno del Parlamento de Navarra la consejera de Interior del Gobierno de Navarra, María José Beaumont, respondiendo a preguntas sobre el estado de las laderas del embalse de Yesa, se refirió a quien suscribe. Se había enterado del despido por parte de la Universidad de Navarra y expresó desde la más alta institución de Navarra su solidaridad conmigo, gesto que agradezco enormemente como a todas las parlamentarias y el parlamentario que la acompañaron. Vinculó el final de dicha relación a los estudios realizados en la obra de recrecimiento del embalse de Yesa. Varios periodistas me contactaron, necesitaban una explicación; la ofrecí en Navarra Orain. Agradezco enormemente a Diario de Noticias el haber preservado mi caso hasta el último segundo y a todas aquellas personas que me mostraron su apoyo cuando supieron de él.

Con fecha 8 de febrero de 2017 el Director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra envió una carta a varios medios expresando entre otras cosas que: "... Las causas de la desvinculación, que tuvo lugar en octubre de 2016, son de índole económica y organizativa, como sabe el interesado, especialmente después de la conversación que yo mismo mantuve con él, en presencia de otra persona...". A ello añade: "... La consejera seguramente sabe que en nuestro ordenamiento jurídico cualquier despido por motivos ideológicos es nulo de pleno derecho. Resulta cuando menos extraño que una profesional del Derecho, con tan alta responsabilidad institucional, realice semejante afirmación, sin haber recabado siquiera la opinión de esta Universidad antes de pronunciarse...".

2. La desvinculación

Con fecha 20 de octubre de 2016, la Universidad de Navarra, presenta la carta de despido al geólogo Antonio Aretxabala por causas de índole económica y organizativa. Entonces presento una demanda ante el Tribunal Laboral de Navarra demostrando que no se trata de una desvinculación por causas ni económicas ni organizativas, sino que son de carácter ideológico, por lo que obviamente el despido debe ser nulo y debe readmitirse al trabajador, obviedad por otra parte, que prácticamente conoce toda persona trabajadora sin necesidad de ser profesional del derecho laboral. Obsérvese que es el Director de la Escuela de Arquitectura quien ostenta autoridad institucional hablando en nombre de la Universidad de Navarra para reprochar a la Consejera de Interior el no haber recabado la opinión de la propia Universidad de Navarra antes de pronunciarse.

El día 2 de diciembre de 2016 en el Tribunal Laboral de Navarra se produce el acto de conciliación. La Universidad de Navarra no quiere readmitirme y obviamente la posibilidad de volver a un centro donde no se es bienvenido es poco atractiva. Entonces la Universidad de Navarra me ofrece como compensación la cantidad de X euros a condición de evitar el juicio y que asuma que el despido es debido a causas económicas y organizativas. No acepto. La Universidad ofrece la cantidad X+Y de euros y las mismas condiciones. Tampoco acepto. Negocio aceptar X+Y+Z si la Universidad de Navarra reconoce la improcedencia del despido. La Universidad acepta.

Con fecha 2 de diciembre de 2016 el Tribunal Laboral de Navarra levanta acta del expediente Nº I 2247/2016. El despido no fue debido a causas de índole económica ni organizativa. La Universidad de Navarra reconoce que las causas de índole económica y organizativa no existieron. La Universidad de Navarra asume la improcedencia del despido y me indemniza por ello.

3. La misión de buscar y transmitir la verdad

El Director de la Escuela de Arquitectura en la carta enviada el día 8 de febrero a los medios insiste en que: "... las causas son de índole económica y organizativa, como sabe el interesado especialmente después de la conversación que yo mismo mantuve con él, en presencia de otra persona...". Tanto el interesado como la Universidad de Navarra saben que no lo son. Ambos han firmado el acta del Tribunal Laboral de Navarra con fecha 2 de diciembre de 2016. Esta incertidumbre o inexactitud en la interpretación conlleva por lo tanto dos posibilidades:

Primera posibilidad: que el Director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra, hablando en nombre de ésta, desconozca la resolución final y entonces haya errado en el diagnóstico. En este caso sería aconsejable que a la hora de buscar y transmitir la verdad*, se haga un pequeño esfuerzo para que lo hagan de manera más fluida entre la Universidad y el Director.

Segunda posibilidad: que el Director conozca el diagnóstico que tanto el interesado como la Universidad conocen, pero transmita justo lo contrario porque se trata de un lapsus o porque con tanto follón se ha liado, a lo que entonces, se impondrá el espíritu fundacional de amor a la actividad de buscar y transmitir la verdad* y se corregirá dicho lapsus o lío.

Respecto de la conversación que mantuvo el Director con el interesado, ésta no existió. Fue un monólogo en el que se detallan las causas económicas y organizativas; se incide en tono muy paternal y en demasiadas ocasiones que no se trata de nada personal. La única comunicación que pude articular fue firmar en la carta de despido dos palabras: "NO CONFORME" de un tamaño descomunal y con cierto tembleque y responder otras dos palabras con voz bastante titubeante: "pues sí", que brotaron de mi garganta tras una pregunta del Director: ¿te has quedado estupefacto, no?

*Extracto del "Ideario de la Universidad de Navarra":
Según la Universidad de Navarra, una obra corporativa del Opus Dei (la Obra de Dios), ésta es una universidad de inspiración cristiana, promovida por San Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei. Tiene como misión buscar y transmitir la verdad, contribuir a la formación académica, cultural y personal de sus estudiantes; promover la investigación científica y la actividad asistencial; ofrecer adecuadas posibilidades de desarrollo a sus profesores y empleados; y realizar una amplia labor de extensión cultural y promoción social, con una clara finalidad de servicio.


4. Extensión cultural y promoción social con una clara finalidad de servicio.

Tras el desamparo de los más de 5000 vecinos de Sangüesa con el estado de Alerta en la ciudad después de la catástrofe de 2013 y que aún está vigente, el Ayuntamiento de esa ciudad contrata a la Universidad de Navarra. Firman en febrero de 2015 el Alcalde D.A.N. y el Director del Laboratorio de Arquitectura de la Universidad de Navarra D.J.A.S. Se pide el estudio y redacción de un informe de carácter independiente sobre la historia y evolución de las inestabilidades en las laderas de Yesa e intentar esbozar cuál podría ser la evolución futura.

El encargo me es remitido dado que desde 2012 había realizado varios estudios de carácter sísmico y geotécnico y apoyado a los vecinos desalojados de las urbanizaciones. Lo presento en agosto de 2015 en un pleno del Ayuntamiento de Sangüesa con todos sus ediles. En febrero de 2016 me llega una notificación del Parlamento de Navarra para explicar las conclusiones científicas en el propio Parlamento y así lo hice en comisión parlamentaria. Un sector político se muestra molesto y disconforme con las conclusiones del informe y me tachan de "alarmista". Al día siguiente, ya en mi puesto de trabajo, la fría acogida es acompañada por varias advertencias y amenazas de "ponerme de patitas en la calle": han comunicado a la dirección la antipatía que despertó el científico entre algún parlamentario, me aseguran. Durante el verano de 2016 se crea una comisión interdepartamental en el Gobierno de Navarra que solicita mi asesoramiento técnico, se lo concedo a pesar de nuevas advertencias de "cavar mi propia tumba".

5. Diferentes criterios sobre buscar y transmitir la verdad*

En las diferentes ocasiones que expliqué mis trabajos a sus señorías expuse una realidad nada optimista tras el estudio derivado de la evolución y estado de las laderas de Yesa, rotas y forzadas a un triturado imparable; afloraron entonces una cadena de despropósitos y malas prácticas que consumaron la ruina de dos urbanizaciones, degradaron el medio físico y humano y siguen amenazando una ciudad; además tras la Catástrofe de 2013 y visto que la nueva presa no está haciendo de contrafuerte como se prometió, el proyecto actual ya no es viable. Fui despedido.

El Director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra transmitió a los ciudadanos lo contrario a la realidad sobre las causas del final de mi relación profesional con la Universidad de Navarra; pudo ser por desconocimiento, falta de comunicación con la Universidad, lapsus o lío. El Director habla en nombre de la Universidad de Navarra en los medios de comunicación.

6. Sobre la ética y la opinión pública

Seguramente esta entrada de blog va a ser muy visitada, probablemente más que aquellas que tratan sobre cómo superar y luchar contra los embates de la Naturaleza o los creados por nosotros mismos, ese es el espíritu desde su fundación a la vuelta de los análisis geotécnicos tras los terremotos de Lorca y las lecciones aprendidas en 2011.

Vivimos días en los que el morbo tiene más atractivo que la divulgación científica con fines de preservar el medio que garantiza nuestra propia existencia o simplemente con el objetivo de concienciar sobre el valor de la cultura de salvar vidas. Los despidos de científicas, empleadas de banca, profesoras, camareros, enfermeros, geólogas, arquitectas..., están a la orden del día. A los ciudadanos nos importa ya bien poco uno más. ¿Por qué entonces otro geólogo en la calle es noticia? Lo importante es que, como ejercicio de apoyo y solidaridad, deberíamos dirigir nuestras miradas hacia nuestros paisanos de Sangüesa y otros pueblos aguas abajo que ya han sido condenados a vivir bajo la amenaza de una bomba de relojería, garantizar los beneficios de algunas corporaciones empresariales con nuestros menguantes recursos, si conviene se llama progreso. En realidad, quien profundiza de verdad en los objetivos del recrecimiento, sabe que pueden buscarse por otros medios mucho más seguros, económicos y eficientes.

La mayoría de los medios de comunicación ya no están al servicio de informar a la ciudadanía, sino que forman parte también de ese entramado de corporaciones cuyos intereses salen concretamente de nuestros bolsillos; precisamente mi universidad participó en un estudio liderado por la de Oxford concluyendo que los medios españoles son los menos creíbles de Europa.

Yesa se va acercando a los 500 millones de euros y la garantía de seguridad nunca ha estado tan lejos de consumarse como ahora. Las inestabilidades locales que sobresaltan a las poblaciones afectadas cada cierto tiempo no son sino el resultado de un estado generalizado de inestabilidad, rotura y brechificación. Esos medios de comunicación que han apoyado el machacón "aquí no pasa nada" que se oye desde 2001 y que desprestigian a quien diga lo contrario tachándolo de alarmista o antisistema han sido también cómplices del desamparo e injusticias vertidos sobre nuestros paisanos que se asoman al río Aragón. Los ciudadanos asistimos impasibles y sin reacción a su injustificada condena, reconozcamos que hemos sido insolidarios con su sufrimiento y esperemos que si algún día nos vemos en una situación similar de amenaza continua y desamparo institucional, el resto de las comarcas no actúen de manera tan egoísta como la nuestra.

Todo aquel que admite abiertamente y sin paliativos, una realidad tan tozuda y lo expresa francamente, es frecuentemente reprochado o etiquetado de ejercer consideraciones ideológicas por razones que nunca alcanzamos a comprender, no obstante son varios los autores consultados por la propia Confederación Hidrográfica del Ebro que se expresan, como se ha visto, en términos mucho más realistas que ese "no pasa nada"; pero quien aporte otra opinión desviada de esa oficial, es inmediatamente descalificado desde algunos medios de comunicación o sometido a presiones de carácter no científico ni técnico, sino como es el caso, ideológico. A veces incluso sometidos a una crítica violenta. No se permite un debate lógico al respecto.

Cada cual es muy libre de etiquetar una y otra vez imponiendo ese extemporáneo discurso vertical, seguramente también ahora se volverá a hacer, pero las razones dadas aquí no aparecieron en el finiquito, se ocultaron, son las innombrables. Lo que verdaderamente me hizo daño como trabajador fue el haber avisado del peligro que corrían los vecinos contra la opinión de un sector del Parlamento de Navarra y de la propia Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). La misma CHE que desoyendo a los afectados organizados en asociación para no volver a sus viviendas se pregunta aún a sí misma en su web cuándo volverían a ser habitadas las viviendas desalojadas y se responde: "cuando la seguridad quede plenamente garantizada". Los vecinos ya nunca van a volver, han sido forzosamente expropiados, la lectura lógica es fácil, tan sólo hay que despejar la incógnita.

Las consideraciones ideológicas pueden y deben debatirse en parlamentos o foros de índole política o como doctrinas, o credos. Los debates sobre cuestiones técnicas también tienen su contexto en las propias obras y gabinetes técnicos, desde las universidades intentamos solamente arrojar luz. Los profesores y profesionales también somos ciudadanos que queremos vivir en un medio físico y social seguro. Las redes sociales nos ofrecen la posibilidad de intercambiar datos de hemeroteca, fotografías, conocimientos, experiencias, opiniones..., subestimarlas en pleno siglo XXI es anacrónico y absurdo ante los acontecimientos sociales y cambios de mentalidad que la historia brinda a nuestro devenir. Es por ello que no he querido enviar mi opinión a ningún medio como hizo el Director de la Escuela de Arquitectura para divulgar justo lo contrario de lo que consta en el acta del Tribunal Laboral de Navarra firmada por la universidad a la que representa con autoridad y por mí mismo; ya no es necesario, quien busca la verdad la encuentra.

Yesa como toda obra que modifica notablemente el territorio natural y el ámbito humano, no se libra de ser objeto de opiniones científicas, técnicas, sociales o políticas, lógicas o ideológicas. Existen doctrinas e ideologías que defienden su paralización, también las que apuestan por continuar unas obras que se muestran (se mire por donde se mire) como un cúmulo de desaciertos que ya se pueden considerar un fracaso, y además se hizo ante la pasividad e incluso violencia hacia quien denunció el problema ante nuestras instituciones, las cuales también se han visto afectadas, pero pocos son los argumentos que en los medios de comunicación y en las redes ejercen una mirada lógica y crítica, libre de prejuicios, como la que quise hacer ver a nuestros dirigentes y bien que se consiguió. El desenlace final fue mi despido, pero eso no arregla el problema irreversible de la inestabilidad creciente de las laderas del embalse de Yesa, como tampoco la nueva presa que iba a hacer de contrafuerte lo está haciendo, yo también confiaba con ciertas reservas en ella. Todavía se trata de un movimiento "extremadamente lento", pero ha generado un problema "extremadamente grande".

Antonio Aretxabala

Pamplona, 10 de febrero de 2017


--------------------

Carta del Director de la Escuela de Arquitectura hablando en nombre de la Universidad de Navarra.

Errores:

1. El Tribunal Laboral de Navarra con fecha 2 de diciembre de 2016 levanta acta del expediente Nº I 2247/2016. El despido no fue debido a causas de índole económica ni organizativa. La Universidad de Navarra reconoce que las causas de índole económica y organizativa no existieron. La Universidad de Navarra asume la improcedencia del despido e indemniza por ello al trabajador.

2. El número de intervenciones en medios durante el curso 15-16 superó el medio centenar, cerca de la veintena son sobre la problemática de Yesa.

3. El ex-trabajador no ha recibido ningún encargo profesional por parte del Laboratorio de Arquitectura (antiguo Laboratorio de Edificación) de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra, ha finalizado con los clientes que encargaron sendos estudios dos investigaciones geotécnicas, éstas habían comenzado antes de la desvinculación, para ello ha contado con la ayuda de otros profesionales.

11 comentarios:

JoseLuis dijo...

Uno de los lectores que acude al blog pero sin morbo alguno, ¡¡líbreme Dios!! En otras ocasiones no ha sido necesario porque, dada la generosidad del autor, puedo leerlas en el correo electrónico. Aparecer hoy por aquí no solo me parece necesario sino inexcusable, como romper también la inercia del silencio en los comentarios y dejar de custodiar en privado mi admiración para hacerla pública, así como mi gratitud.

No hubiese dado crédito a lo que he leído de no tener una confianza extrema en todo aquello que procede del autor, forjada por la precisión, claridad y rigor de todas sus exposiciones, características que con el paso de los años lo que han hecho es incrementar mi admiración.

Me entristece el relato, y la confianza en las instituciones, que trato de mantener con alto grado de optimismo, se ha visto minada. Si la voz preclara se silencia, la esperanza alentada por ella en un cambio de rumbo que impida el desastre se desvanece. Sin los faros potentes encallarán todas las quillas y quedarán sólo lamentos como éste; inservibles, inútiles.

Mi apoyo incondicional a quien exclusivamente argumenta de forma científica, de quien desconozco ideología, porque observación, datos, análisis y conclusiones no saben de ideologías ni fronteras.

A los responsables: Recapaciten, señores!! Silenciar las alarmas no evita desastres. La responsabilidad es suya.

pedro arrese dijo...

Pedro Arrese

Un saludo. Espero que el coste personal no haya sido grande, aunque motivos hay para haberlo pasado mal. Que haya pasado esto es una vergüenza para una universidad (más si su principal función es llevar almas a Dios) pero es una honra para quien ha sido víctima de semejantes personajes e ideologías.
No tengo el gusto de conocer al autor pero le deseo lo mejor en esta nueva etapa de su vida. Que todo se quede en un mal recuerdo y que sepa que hay más gente de la que supone que le apoyamos.
Necesitamos muchos como él.
Un abrazo.

Miguel Solana dijo...

Muchas gracias Antonio. La verdad nos hace libres y la MENTIRA, como la de D. Miguel Ángel Alonso del Val, esclavos. Tú elegistes el camino correcto... pero él ha pasado, o ya estaba, en la legión de los miserables

Joseba P dijo...

MUCHAS, MUCHAS GRACIAS por tu valentía, tu integridad y tu defensa de la VERDAD por encima de cualquier tipo de intereses.
"La verdad os hará libres"
Siento mucho que hayas tenido que pagar un alto precio, a nivel personal
Cuenta con todo mi apoyo

Anónimo dijo...

Bravo Antonio. Impecable.

miguel ángel dijo...

No le conozco Antonio, pero me siento honrado de encontrar personas tan íntegras y cabales como usted y me avergüenzo de quienes se venden a la s mentiras oficiales y a los intereses económicos.

Pilar dijo...

Saludos Antonio y ánimo, te conocí hace ya bastante tiempo y te sigo en este blog y escucho en la mecánica del caracol. Siempre es un placer escuchar y leer tus explicaciones. Espero que este revés te de más fuerza para que desde tus conocimientos sigas denunciando estas malas praxis. Yo espero seguir aprendiendo con tus explicaciones de los fenómenos geológicos.
Un abrazo
Pilar

Anónimo dijo...

Gracias Antonio y ánimo, yo te sigo en la mecánica del caracol y en este blog, y siempre es un placer escucharte y leer este blog.
Pilar

C A T A dijo...

No reblar,salud y solidaridad

Activa geo dijo...

¿el Colegio de Geólogos está informado de este tema?

Un saludo y suerte

Maripaz dijo...

Bravo por tu valentía y tu defensa de la verdad, Antonio.
No cabe duda de que el poderoso "don dinero" manda mucho en el ámbito donde te has movido profesionalmente hasta ahora.Si no estás dispuesto a pasar por el aro, te fulminan inmediatamente.
Me conmueve tu integridad como profesional y hombre responsable, capaz de implicarse de manera total en la verdad sin componendas de ninguna clase.
Lo siento mucho, querido amigo. No te merecías este maltrato.
Te envío un fuerte abrazo.