lunes, 2 de enero de 2012

LAS NORMAS DE CONSTRUCCIÓN SISMORRESISTENTE NO HAN SIDO, NO SON, NI SERÁN NUNCA, SUFICIENTES PARA SALVAR VIDAS


Salvarán más vidas los planes urbanísticos en concordancia con la realidad sismotectónica, la educación de la población antes, mientras y después de un sismo, el diseño correcto de la parte no estructural de los edificios (cornisas, balcones, antepechos, vuelos...) y la concienciación de que todo el territorio que asoma al mediterráneo, deberá constar en el futuro de planes especiales de distribución del territorio. Aplicable sobre todo a esas áreas históricas con una densidad patrimonial destacable, algunas ya arrasadas. Un ejemplo de la aplicación del nuevo paradigma es Turquía, y es que a la fuerza ahorcan: 14 terremotos catastróficos entre 1939 y 2011, centenas de miles de víctimas, dan para pensar y aprender:


  



MESA DE REFLEXIÓN EN LORCA, DE IZQUIERDA A DERECHA: EMILIO CARREÑO (DIRECTOR DE LA RED SÍSMICA NACIONAL), PEDRO CAZORLA (PRESIDENTE DE LA PATRONAL), JUAN ROLDÁN (DIRECTOR DE LA ESCUELA DE ARQUITECTURA DE LA UCAM) Y EL QUE ESCRIBE.

MÁS COSAS:


¿SE APLICAN DE FORMA CORRECTA LAS NORMAS SISMORRESISTENTES EN NAVARRA?