lunes, 23 de noviembre de 2015

LOS TERREMOTOS DE CANTABRIA DE NOVIEMBRE DE 2015. LA ENTREVISTA COMPLETA EN EL DIARIO MONTAÑÉS



EPICENTRO DEL TERREMOTO M 2,7 DEL DÍA 9 DE NOVIEMBRE DE 2015

A continuación se reproduce la entrevista realizada por Mario Cerro y publicada por El Diario Montañés sobre los terremotos sucedidos en Cantabria en noviembre de 2015 bajo el título: "NO HAY EMERGENCIA PERO DEBEREMOS ESTAR ALERTA ANTE EL BROTE DE TERREMOTOS"


--------------------------------------------


1 -DM: Cuatro terremotos en Cantabria en lo que llevamos de noviembre. ¿Es una casualidad como se asegura desde la Red Sísmica Nacional o nos enfrentamos a algún tipo de emergencia?

Han sido 5 los terremotos en lo que va de noviembre, no hay emergencia de ningún tipo, pero sí deberemos estar alerta ante este brote localizado en una zona sismogenética e histórica que ya causó desperfectos en su momento, como en Santander en octubre de 1938 con el histórico terremoto de Arredondo, de momento el más intenso (VII) de la historia sísmica que asoma al Cantábrico. 

2 -DM: Teniendo en cuenta esto. ¿Por qué no se hace un estudio en Cantabria?

En realidad Cantabria es una zona de baja sismicidad, por eso no se han realizado estudios detallados relacionados con la ordenación del territorio que contemplen este fenómeno natural recurrente, por ello no se ha desarrollado tampoco la instrumentación y monitorización de zonas como el valle de Ruesga, San Roque de Riomiera, Guriezo... En Cantabria al no haberse dado este tipo de fenómenos de manera frecuente no se los considera como una potencial amenaza. El más violento se dio en plena guerra, España no estaba para estudios sísmicos entonces, los años posteriores fueron de pocos recursos científicos así que sólo a mediados de la década de los años 70 del siglo XX, cuarenta años después, se publica algo sobre Arredondo; en 2012 amplié esos estudios haciendo un poco de arqueología sísmica y entrevistas a algunos de los testigos que aún estaban vivos.

3 -DM: El mayor terrremoto que ha tenido la región fue el de Arredondo en 1938, de magnitud 5,2. ¿Los que se han sentido ahora en la región pueden tener alguna relación o es mucho decir?

Es muy probable que fallas asociadas a las que generaron el terremoto de magnitud momento Mw 5,2 de Arredondo en 1938, en plena guerra civil, se estén moviendo ahora, por eso digo que deberíamos estar atentos. Cuando estudié aquel terremoto y me entrevisté con los testigos que aún están vivos y se acuerdan de maravilla de aquellos terribles acontecimientos, me dijeron que semanas antes se notaban temblores de vez en cuando. La zona de Riba también manifestó sismicidad recurrente con terremotos M>3 en 1987 y 1997, está claro que hay estructuras sismogenéticas en esa zona.

EL TERREMOTO DE ARREDONDO DEL 16 DE OCTUBRE DE 1938

4 -DM: ¿Estamos preparados para un terremoto de una envergadura similar? Según el mapa tectónico de 2015 la zona oriental de Cantabria está en un sector que podría ser golpeado por un terremoto superior a magnitud 6,5 ¿Estaríamos hablando de algo parecido al de Lorca? ¿En España nos tomamos en serio la sismicidad? ¿El Gobierno apoya la investigación?

Prácticamente toda la Península Ibérica está preparada para un evento como el de 1938, Cantabria lo está, no obstante el desmesurado y voraz crecimiento urbanístico de la última década ha puesto de manifiesto en algunos ejemplos conocidos, como Lorca en 2011, que muchos de los lugares escogidos eran los peores a pesar de edificar con criterios sismorresistentes. Esta evaluación no estaría de más; además así cumplimos la Ley del Suelo de 2008 que en su artículo 15 obliga a planificar y urbanizar teniendo en cuenta todos los riesgos geológicos, entre ellos la sismicidad, y que sólo cuando los conocemos se manifiestan como lo que son: riesgos. Vivir en la ignorancia es muy peligroso. Aragón ha desarrollado notablemente esta ley después de varias catástrofes, algunas con muertos incluso, se me viene a la cabeza el desastre de Biescas. 

En la mayoría de los ayuntamientos y autonomías esta ley sigue olvidada en los cajones. Al no evaluarse adecuadamente el riesgo y comunicarlo a quienes deben tomar decisiones, tampoco se le revela a los ciudadanos. Iberia está llena de fallas, fallas que nos preceden en el tiempo, que ya estaban sacudiéndose antes de que nosotros pintásemos bisontes en Altamira y que aún no conocemos. La asesina falla de Alhama de Murcia fue descubierta y bautizada en 1979, sólo necesitó 32 años para matar, para provocar que ricos patrimonios fuesen perdidos, paisajes modificados de por vida, dramas personales incurables, sectores económicos irrecuperables; las comunidades que no le dieron importancia a la seguridad sísmica quedan afectadas por años, por décadas, a veces para siempre.

El nuevo mapa tectónico de Iberia muestra que la zona que ahora tiembla en la Cantabria Oriental, se encuentra en la "Zona 11" o Vasco-Cantábrica, capaz de generar por las características de sus fallas terremotos de magnitudes de hasta 6,5. Esto puede pasar dentro de 1000 años, de 10, o mañana mismo, esa es la incertidumbre con la que se juega al no poseer bolas de cristal. En mayo de 2011 Lorca fue golpeada por varios terremotos, el más destructor de ellos fue de escala 5,1 e intensidad VII-VIII similar al de Arredondo de 1938. La violencia de un terremoto depende de muchas cosas, en aquel caso se dio a muy poca profundidad, muy cerca de un casco urbano de 95.000 habitantes y además dirigido hacia la Ciudad del Sol, se juntaron una constelación de desavenencias que hicieran por eso que fuera tan dañino. 

Por ejemplo en Navarra en Lizarraga en 1998 se dio un terremoto en una zona deshabitada de escala 5,2 y casi ni lo notamos, ese día acababa de llegar yo de Santander y sentí un ligero vaivén, las aldeas y pueblos de la zona epicentral se asustaron, pero fue profundo y alejado de núcleos urbanos. El reciente de este año en Ossa de Montiel también de escala 5,2 tampoco dejó casi daños materiales.

ZONAS SISMOGENÉTICAS ASOCIADAS A LOS PIRINEOS Y CORDILLERA CANTÁBRICA. POTENCIAL MAGNITUD Mw QUE PODRÍAN GENERAR

5 -DM: ¿Es normal que la Red Sísmica Nacional sitúe el epicentro de un terremoto en dos ocasiones en Guriezo y horas después rectifique y lo ubique en Trucíos (Vizcaya)?

La relocalización de epicentros e hipocentros es habitual, en primera instancia el cálculo es automático y más tarde una persona del IGN lo revisa una, dos, tres, o las veces que haga falta, con los datos de las estaciones más cercanas. Es muy habitual, vamos que es normal que ésto suceda. Todas las organizaciones del mundo lo hacen igual, el EMSC, el USGS..., y el IGN también.

La sismicidad no conoce fronteras por éso dos de los terremotos inicialmente cántabros acabaron siendo vizcaínos, pero también pueden volver a revisarse semanas después, y también la magnitud o la intensidad pueden variar. Por ello es necesario unificar criterios geológicos, las fallas no terminan en la frontera y como se ha visto, el núcleo que ahora está activo es compartido por Cantabria y Vizcaya. Esto ya ha pasado en muchas ocasiones, se entorpece la investigación científica por el hecho de que tratamos con fronteras administrativas tanto autonómicas como provinciales o internacionales.

6 -DM: Tampoco ayuda el hecho de que no haya ninguna estación sísmica en Cantabria.

A mi modo de ver Cantabria con los precedentes de 1899, de 1938, 1965, etc., merecería tener alguna estación de seguimiento, pero esto es un tema de las políticas del Ministerio que distribuye los medios como mejor cree, aquí los investigadores sólo podemos opinar, y por supuesto lo hacemos, esa es mi opinión. 

7 -DM: ¿Por cierto, utilizar la palabra terremoto para temblores de tierra de escasa intensidad como lo que se han dado en Cantabria es la correcta?

Terremoto por su etimología es la palabra correcta; sismo o temblor, se pueden usar sin ningún problema, todos nos entendemos. El ‘temblor’, al igual que el ‘sismo’, se ligan a terremotos de baja intensidad, perceptibles pero que no ocasionan daños materiales o económicos significativos ni pérdidas humanas. Seísmo es la versión derivada del inglés y del francés seism y seísme.

8 -DM: Hablemos del fracking. ¿Por qué está en contra?

Yo nunca me he posicionado en contra del fracking, siempre he sido crítico con una técnica que ya está en contra de sí misma y que no es extrapolable a España, por muchas cuestiones físicas, culturales, sociales, pero sobre todo económicas. Cuando en 2011 y 2012 hubo un debate al respecto en Cantabria participé con asociaciones ciudadanas, colegios profesionales, consejerías, agentes sociales, etc., en un debate que concluyó con la ley cántabra de todos conocida y recurrida por el Gobierno central. El fracking no ha sido, no es, y nunca será rentable si lo miramos desde todos los puntos de vista que hay que mirarlo. Mi labor ha sido demostrar que es así, que no merece la pena apostar por algo que no puede ser una fuente de energía, cuando el gasto energético es mayor que el beneficio; eso no es un recurso sino un sumidero

Aunque el barril de petróleo suba hasta los 400$, si para extraer un barril hay que gastar otro no hablamos de un recurso energético y menos de un negocio rentable. En ese transcurso de formación de una burbuja como tantas, y una vez reventada la burbuja americana, ha habido pelotazos y movimientos lucrativos para ciertas empresas o inversores, pero el reciente World Energy Outlook de la Agencia Internacional de la Energía (OCDE) publicado la semana pasada, ni siquiera considera ya al fracking como un alivio para los problemas energéticos que acechan a nuestra civilización en las próximas décadas, menos aún esa salvación que cacareaban algunos inversores y buscadores de subvenciones en 2012, aunque aún queda algún desorientado que todavía sigue afirmando esas tonterías de que EEUU es autosuficiente energéticamente u otras barbaridades que ni se molestan en contrastar por ejemplo con el propio Departamento de Energía de los EEUU.

"NO HAY EMERGENCIA PERO DEBEREMOS ESTAR ALERTA ANTE EL BROTE DE TERREMOTOS". EL DIARIO MONTAÑÉS 21-XI-2015 (doble click sobre la figura para agrandar).