miércoles, 31 de octubre de 2012

CONFIGURACIONES URBANAS Y CATÁSTROFES, LA DESEQUILIBRADA INTERACCIÓN ENTRE EL SER HUMANO Y SU MEDIO

LAS RECIENTES INUNDACIONES  EN ARAGÓN Y EL EFECTO SOBRE EDIFICACIONES  HECHAS EN RAMBLAS



1. LA DESEQUILIBRADA Y TORMENTOSA INTERACCIÓN ENTRE EL SER HUMANO Y SU MEDIO


El devastador efecto de la tormenta Sandy, que ha dejado cientos de muertos e innumerables daños materiales a su paso por la costa este de EE. UU.; las condenas a los científicos de l’Aquila que no previeron el terremoto de 2009; los efectos  del tsunami de 2004, que se recrea en la película ‘Lo imposible’, estrenada estos días con gran éxito de taquilla; la reciente constatación científica de que la acción humana puede influir en la generación de terremotos; las últimas inundaciones en el sur de España que han derrumbado los pocos sectores que Lorca mantenía en pie tras los terremotos que ha sufrido (ganadería, agricultura, comercio, patrimonio...) ; el desolador paisaje de abandono que muestran tantas urbanizaciones españolas. 

Éstos son sólo algunos de los muchos ejemplos actuales que nos invitan a replantear el urbanismo como una herramienta tanto de mitigación de desastres como de la resliliencia, la respuesta de las comunidades humanas para sobreponerse a las adversidades. 

Terremotos, inundaciones, explotaciones abusivasconfiguraciones urbanas demasiado vulnerables o irracionales… Todos estos elementos conforman una interacción entre el ser humano y su medio cuyo coste económico y social no ha sido valorado. Sin duda, el papel de la transformación humana del territorio y el urbanismo en el agravamiento de las consecuencias para las poblaciones afectadas empieza a mostrar un nuevo rostro.

¿Son situaciones corregibles o tendremos que vivir con ellas de por vida?


2. LA CULTURA: LA MEJOR HERRAMIENTA PARA ADELANTARSE Y SOBREPONERSE A LAS CATÁSTROFES


2.1 ADELANTARSE:

El articulo 15 de la nueva Ley del suelo prevé, la evolución y seguimiento de la sostenibilidad del desarrollo urbano, destacando la obligación de someter los planes urbanísticos a evaluación ambiental y a la elaboración de informes sobre la existencia de recursos hídricos para satisfacer las demandas de los nuevos desarrollos, el impacto de los mismos en las infraestructuras afectadas, la protección de la costa, y sobre todo se incluye por fin la cartografía de los riesgos naturales del ámbito objeto de ordenación. 

Geógrafos e historiadores, pioneros en el siglo XIX y XX de la investigación sísmica y que impulsaron también la instrumental, han ido abandonando, o han sido apartados, hasta ahora, del estudio específico de los terremotos, pero no menos de las avalanchas, inundaciones, tormentas o ciclones; así se ha producido una invasión en materias geográficas e históricas por parte de otros científicos ajenos a ese tipo de investigación, expertos en sus disciplinas pero sin buena metodología histórica, son técnicos de la Física, Geología, Arquitectura, Ingeniería..., el desenlace: grandes confusiones con muy bajo nivel en los resultados y un coste económico y social que aún está por determinar.

Hoy nos hemos olvidado del patrimonio cultural que los españoles llevamos en los genes; allende los mares aprendimos a luchar contra toda una complejidad de climas, dinámicas hídricas, telúricas... Hoy tristemente la amnesia no sólo de la población, sino de las instituciones más emblemáticas que se supone guardaban esa cultura, a la que las mismísimas universidades pertenecieron, en su mayoría no se escapan al tenaz abrazo de una especulación que se expande a una velocidad imparable. Nada se escapa a ella, las nuevas fuentes de energía, la distribución del territorio, el control de la información, no son sino la cara externa de lo que se mueve en el fondo: el secuestro de la cultura.

EL TERREMOTO DE PAMPLONA DE 1903, NO ES FÁCIL ESTUDIAR HISTÓRICAMENTE EL FENÓMENO


Ya nos lo legó en el año 1992, Fernando Rodríguez de la Torre (Albacete en 1932), él se licenció en Filosofía y Letras, sección de Historia y Geografía, en la Universidad de Murcia (1965), donde fue discípulo del Prof. Juan Vilá Valentí. Desde 1949 a 1990 fue funcionario de la Seguridad Social. Hacia 1977 empezó a estudiar por iniciativa propia la geografía e historia de los sismos. Con los materiales reunidos elaboró su Tesis Doctoral, dirigida por el Prof. Juan Vilá Valentí y presentada en la Universidad de Barcelona en 1990. Desde entonces ha asistido a diversos congresos y reuniones sobre esta materia y ha publicado numerosos trabajos sobre temas históricos y literarios de interés general y local. Sus palabras:

"... En España tenemos escritas en un manuscrito las primeras ideas "Sobre el modo de construir las casas en los sitios propensos a terremotos", por el erudito Sempere y Guarinos, que no pasaron de ser ideas expuestas. Por el contrario, la actuación del ingeniero de caminos J.A. de Larramendi en la reconstrucción de los pueblos destruídos en la vega baja del Segura por el sismo del 21-III-1829 fue una operación práctica de las que hoy quedan todavía los trazados urbanísticos, junto con una explicación teórica publicada. Por nuestra parte, hemos sintetizado las idea escritas de Larramendi, en las que hemos encontrado las siguientes directrices:

a) Anchura de las calles.

b) Altura de las casas, reducida a un solo piso. c) Espacios de seguridad.

d) Materiales y formas de construcción. e) Urbanización y estética.

f) Cambios de emplazamiento..."


2.2 SOBREPONERSE:

Este blog está lleno de ejemplos resilientes cuya apuesta cultural, científica, deportiva o de la salud, ha sido ampliamente recompensada y con un futuro prometedor, los hemos desarrollado como ejemplos creativos y enriquecedores.

Son por ejemplo la comarca de Sanabria y su apuesta sobre la interpretación geológica del glaciarismo, hoy con 750.000 visitantes anuales. Bolnuevo y su apuesta por la historia, Portmán y su regeneración física y cultural, Biescas y sus lecciones aprendidas, Tous y los monasterios, Arredondo y su comarca con las cuevas Patrimonio de la Humanidad, Arnedillo, sus huellas de dinosaurios cretáceas y las aguas termales, Lorca y sus proyectos empresariales y solidarios, Bilbao paradigma resiliente, Santander que por dos veces tuvo que sobreponerse, Arnao-Salinas, la mar y las minas.

En Arette (Francia) ya se puede disfrutar de un parque temático con una guía científica y pedagógica que muestra en audiovisuales y paneles informativos el origen de los terremotos y la tectónica pirenaica, los encuentros de las placas euroasiáticas y africana, así como el juego de las fallas y sus efectos en la península ibérica en su choque con la subplaca aquitana, también sus consecuencias y sus recurrencias históricas, y ya de paso se muestran los atractivos turísticos, paisajísticos, gastronómicos y deportivos de la zona.

Una iniciativa similar, pero desgraciadamente sin ningún apoyo oficial, será impulsada en las comarcas de Campo de Daroca y Jiloca, que además son mucho más vistosas, poseen una tectónica activa muy bien estudiada y por si fuera poco impactos de meteroritos, sismitas y saltos de falla a simple vista, son sin lugar a dudas merecedoras de una atención especial por el grado de expresividad sin comparación posible en Europa.

EL TERREMOTO DE ARETTE (Mw5,8) DE AGOSTO DE 1967 AFECTÓ A TODO EL CUADRANTE NORDESTE DE ESPAÑA Y SUROESTE DE FRANCIA, Y ALCANZÓ UNA INTENSIDAD DESTRUCTIVA DE VIII. FUE ESPECIALMENTE VIOLENTO EN SAN SEBASTIÁN, UNA VEZ MÁS EL TERRENO BAJO LA CIUDAD DONOSTIARRA SE COMPORTÓ COMO UNA CAJA DE RESONANCIA Y REPITIÓ EL PATRÓN DE LOS IMPACTOS DE 1923 Y 1929. SI EN 1967 YA ERA LA TERCERA (O LA CUARTA SI INCLUIMOS PAMPLONA 1903) VEZ QUE OCURRÍA ¿CÓMO ES QUE DICHA MACROESTRUCTURA NO HA SIDO TODAVÍA OBJETO DE UN ESTUDIO DEDICADO?, ¿Y SI UN EVENTO COMO EL DE 1817 DE ARNEDO SE VOLVIESE A DESENCADENAR? HOY UNOS 450.000 HABITANTES VIVEN SOBRE UNA CIRCUNSCRIPCIÓN GEOLÓGICA QUE POR ALGUNA RAZÓN AÚN NO ESTUDIADA PRODUCE UN EFECTO LOCAL ACUSADO Y QUE DURANTE EL SIGLO XX, SE EXPERIMENTÓ EN TRES O MÁS OCASIONES. EN ROJO PUEDEN VERSE LAS ISOSISTAS DE V A VIII, EN NARANJA IV , III EN AMARILLO Y EN AMARILLO CLARO II


La tarea del urbanismo del siglo XXI, es encontrar soluciones de asignación de espacios físicos para la expansión urbana, de asignación de actividades sociales y económicas y de nuevas ideas y diseño de construcción, que faciliten la compatibilidad entre servicios ambientales de la ciudad, villa o pueblo, con las acciones humanas propias de una urbe, la intención final es la de minimizar los impactos negativos de éstas en el entorno o del entorno sobre éstas y potenciar el desarrollo social y económico. La palabra que se ha venido barajando en los últimos años para hablar de urbanismo holístico e inteligente es "sostenible".

LA DESEQUILIBRADA Y TORMENTOSA INTERACCIÓN ENTRE EL SER HUMANO Y SU MEDIO (NATV)